Pedro Merino, la memoria gráfica del torneo

Corría el año 1989. En esa edición que terminó ganando el argentino Martín Jaite a Sergio Casal, debutaba como fotógrafo del torneo Pedro L. Merino. Desde entonces, y ya van 31 años consecutivos, no ha faltado a ninguna edición.

Primera foto en el torneo de Pedro L. Merino. Era 1994

Pedro es la memoria gráfica del torneo. La mayoría de las fotos históricas del Open Castilla y León Villa de El Espinar llevan su firma. Merino comparte, desde hace unas ediciones, mesa de fotografía con Alberto Simón, que es el encargado de dejar constancia de todo lo que pasa en el Torneo Femenino.

Vecino de San Rafael, fotógrafo de raza, con mando en plaza en la prensa regional, Merino no sólo es la memoría gráfica del torneo de El Espinar, sino que, además, su perspectiva de más de tres décadas a pie de pista le permite tener una visión histórica de todo lo que es un torneo con un palmarés memorable, y no duda en utilizar ese conocimiento dentro del equipo de prensa del Open.

Su cámara ha retratado los triunfos de Nadal, Federer, Emilio Sánchez Vicario, Del Potro, Pablo Carreño, Mannarino, Feliciano López, Sergi Bruguera o Fernando Verdasco, entre muchos otros. Pocos fotógrafos pueden presumir de un palmarés semejante.

Pedro Merino y Pedro Muñoz, presidente de Honor del Open Castilla y León Villa de El Espinar, esta semana en las pistas de La Estación

Pedro explica que “en estos años, he usado cerca de 10 cámaras de fotos, además, me encargaba de hacer las fotos de las acreditaciones, fotos de carnet con una cámara Polaroid,. Éramos capaces de entregar en pocos minutos una acreditación con foto, por aquellas fechas era bastante rápido e inusual poder ofrecer el torneo algo así, solo los grandes lo hacían tan rápido.

Además de hacer fotos para el torneo, en 1989 el redactor jefe de deportes de El Adelantado de Segovia, José María Martín, me dijo que si les podía hacer fotos para el periódico, consulté con Javier Martínez para que no hubiese problemas, y ahí comencé a trabajar para El Adelantado. Además de deportes, seguí colaborando con ellos en todo tipo de crónicas.

Comencé como fotógrafo porque en el torneo necesitaban alguien para hacerles las fotos, y trabajadores del torneo sabían que yo hacía fotos.

En 1995 compré un minilab y fue cuando el torneo empezó a tener fotos en color y rápido, o me acercaba a revelar o mandaba a un conductor con el coche oficial hasta mi tienda. Allí revelaban los carretes y pasaban a papel todas las fotos, en poco más de media hora el torneo tenía las fotos ya listas para entregar a la prensa.

En el 2003 una foto mía de Jean Francois Bachelot ganaba el premio a la mejor foto deportiva de Castilla y León

Imagen ganadora en 2003 de la mejor foto deportiva de Castilla y León

Tags:, , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies